Tráfico de niños

Tráfico de niños

Pablo Germán Zalazar

Después del terremoto, líderes haitianos y dominicanos se comprometieron a proteger a los niños de este cruel negocio, pero una investigación de periodistas halló que el problema ha empeorado. Los reporteros fueron testigos de cómo los guardias de frontera recibían dinero así como del proceso de abierto contrabando de niños que ofrecen para explotación sexual y servicios domésticos.

Desde que ocurrió el terremoto, más de 7,300 niños han sido transportados hacia República Dominicana por traficantes que se aprovechan de la desesperación y el hambre de los menores y sus familias. En el 2009, la cifra fue de 950, de acuerdo con un grupo de derechos humanos que sigue el tráfico de niños en 10 puntos fronterizos.

El más agitado de estos puntos es el puente sobre el Río Masacre, que une la población de Juanaméndez, en Haití, con Dajabón, en República Dominicana. De allí, una autopista de unos 300 kilómetros conecta la frontera con las ciudades de Santiago de los Caballeros y Santo Domingo.Dajabón es la sede del mercado binacional los lunes y viernes. Al despuntar el alba miles de haitianos invaden las calles en busca de un puesto para vender sus mercancías, generalmente donaciones del extranjero como ropa, pañales desechables para bebés y productos de primera necesidad.

En esta anarquía, los buscones, como se conocen en esta zona a los traficantes de indocumentados, negocian su mercancía humana.

Al abrirse el portón de metal a mitad del puente, los haitianos tienen autorización de pasar sin presentar documentos migratorios. El proceso de verificación para determinar si los niños vienen con sus padres es selectivo. Las autoridades migratorias de ambos países sostienen que tratan de detener a los niños que parecen perdidos, o están bien vestidos como para un viaje largo.

Un funcionario haitiano de inmigración a cargo del puesto de vigilancia del puente, dijo que después del terremoto un promedio de 15 niños pasa ilegalmente cada día por el puente hacia República Dominicana. Se efectúan arrestos, explicó, pero admitió que el reto es grande.

“Yo puedo controlar el puente, pero no lo que pasa debajo”, dijo. “No puedo meterme en el agua y arrestarlos”.

Clarine Laura Joanice, jefa del equipo de Heartland Alliance destacado en la frontera, dijo que los trabajadores que tratan de contener a los buscones en el río afrontan amenazas y golpes.Esta organización no gubernamental trata de prevenir el tráfico de niños.”Han intentado golpear a los monitores con piedras”, afirmó Joanice.

Un grupo de jóvenes intermediarios apostados en la ribera del río fue observado por los reporteros cobrando y recibiendo el equivalente de $1 por cada persona que cruzaba.Lo hacían abiertamente frente a miembros del Cuerpo Especializado de Seguridad Fronteriza Terrestre (CESFRONT).

Los jóvenes suspendieron su operación de cobro al darse cuenta de que los reporteros estaban tomando fotos y videos. Pero monitores de organizaciones no gubernamentales les dijeron a los reporteros que los intermediarios entregan luego el dinero a los guardias del CESFRONT.

Cuando el terremoto devastó a Puerto Príncipe dejando un saldo de unos 300,000 muertos,los primeros helicópteros que sobrevolaron la zona del desastre eran de las fuerzas militares de República Dominicana. El presidente Leonel Fernández ordenó abrir las fronteras para que miles de heridos fueran atendidos en hospitales de su país y autorizó el paso de haitianos para reunirse con sus familiares sin mayores obstáculos migratorios.

En otros puntos de Haití y República Dominicana, hombres y mujeres tratan de aliviar los estragos del éxodo incontrolable de unos 7,000 niños haitianos iniciado en enero, ofreciendo cuidado médico y sicológico, alimentación y educación.

De Dajabón los traficantes se dirigen hacia la carretera principal para tomar camino hacia Santiago de los Caballeros y Santo Domingo.

Uno de los buscones entrevistados explicó que envía en forma anticipada a un “correcaminos”en motocicleta que soborna a los guardias en la carretera por una cantidad de $8 a $11. En cada puesto, el correcaminos extiende su mano al guardia con los billetes a manera de saludo.

El general Francisco José Gil, quien hasta agosto dirigía el CESFRONT, insistió en que sus guardias no son el problema y que los episodios de sobornos, a los que calificó de “travesuras”,son aislados.

A lo largo de la carretera entre Dajabón y Santiago de los Caballeros, el gobierno despliega los

días de mercado binacional unos 12 puestos fijos y móviles de vigilancia con los que se pretende ejercer un mayor control sobre la inmigración ilegal.

“Es un juego”, dijo el primer ministro haitiano Jean-Mex Bellerive, al admitir a que el contrabando se ha convertido en una fuerza económica, especialmente después del terremoto.”Mucha gente es traficada. Hacen dinero. Todo el mundo a lo largo de la frontera se está beneficiando. Es su única fuente de ingresos. Y todos lo aceptan así”, agregó.

Ambos países son conscientes desde hace tiempo de que su frontera es muy porosa para impedir el contrabando humano, pero han hecho muy poco para fortalecer la seguridad en los cuatro puntos más congestionados, entre ellos el paso del Río Masacre. Cuando los países han tomado medidas, los sectores de negocios de ambas capitales, Santo Domingo y Puerto Príncipe, se quejan de que el comercio sufre.

“Cada vez que el gobierno trata de controlar su frontera o limpiarla, hay protestas; los sindicatos se molestan”, dijo Bellerive. “Es una forma de manipulación de los más poderosos en Puerto Príncipe y Santo Domingo. Una vez que se cierra la frontera, hay una crisis política”.

Traficantes entrevistados sostienen que rutinariamente pagan a guardias haitianos y dominicanos de la frontera para pasar a los niños. Sólo ha habido dos condenas por tráfico de indocumentados en cuatro años a pesar de que el gobierno dominicano creó una unidad especial para combatir el fenómeno.

Aun cuando las autoridades dominicanas aseguran que están combatiendo el tráfico y el abuso de menores, cerca de una veintena de niños y adultos que cruzaron ilegalmente la frontera de la mano de traficantes dijeron que viajaban a través de los puntos de vigilancia sin que les exigieran documentación.

Algunos de los niños son abandonados en la travesía desde Haití. Otros permanecen secuestrados hasta que sus familias pagan los gastos del contrabando.

Para fortalecer la seguridad ciudadana Estados Unidos inicia sociedad con países caribeños: Iniciativa de Seguridad de la Cuenca del Caribe (CBSI).La República Dominicana recibirá fondos por 5 millones de dólares el primer año

El Congreso de los Estados Unidos aprobó la suma de 5 millones de dólares en fondos para la República Dominicana durante el primer año fiscal estadounidense [de octubre de este año a octubre del año 2011] correspondiente a la Iniciativa de Seguridad de la Cuenca del Caribe (CBSI por sus siglas en inglés). La CBSI es una iniciativa de cooperación regional compartida para seguridad que engloba una suma total de 45 millones de dólares en fondos para la República Dominicana y otras naciones del Caribe. La Administración Obama ha solicitado 79 millones de dólares para continuar apoyando la CBSI durante el año 2011. Los principales objetivos de la alianza CBSI son reducir considerablemente el tráfico ilícito, incrementar la seguridad y la protección públicas, y fomentar la justicia social.

El compromiso de los Estados Unidos hacia la República Dominicana y los socios de la CBSI se extiende más allá de los fondos de esta iniciativa. En los últimos dos años fiscales 2009 y 2010, los Estados Unidos ha comprometido 9.5 millones en asistencia bilateral de seguridad, así como apoyo en las siguientes áreas:

Programas conjuntos con las Fuerzas Armadas Dominicanas para reforzar sus habilidades de lucha contra el terrorismo, narcotráfico e inmigración ilegal.

Apoyo a la Oficina de Procuraduría fiscal, la Suprema Corte de Justicia, la Policía Nacional y la oficina de Defensor del Pueblo para implementar el código procesal penal, y desarrollar programas para mejorar la persecución de quienes delinquen, programas para reducir la corrupción y hacer los servicios de justicia más rápidos y accesibles:

Apoyo vía donaciones y experiencias a los esfuerzos locales de combate a la trata de personas y crímenes relacionados con el sexo;

Entrenamiento y equipos en apoyo a las fuerzas civiles de lucha contra narcóticos de la región en la batalla en contra de los traficantes;

Facilitar fondos para el cuidado de la salud a través de programas para la prevención del HIV/Sida, tuberculosis, y salud materno infantil

Avance en el desarrollo económico y comercial a través del a ayuda a potenciales exportadores de diferentes rubros, aumentar la productividad, identificar nuevos mercados sostenibles para el turismo y la agricultura, y desarrollar estrategias de mercado para el comercio local en internacional.

Los Estados Unidos y las naciones participantes mantendrán un diálogo a través de grupos de trabajo técnicos para coordinar las actividades y también políticas sobre seguridad local, nacional y regional y prevención del crimen. Estos grupos de trabajo asegurarán la implementación efectiva y eficiente de los programas, identificarán futuros programas y políticas que puedan necesitarse y ofrecerán su informe sobre políticas creadas en la en el Segundo Diálogo Anual sobre Seguridad en el Caribe y en Estados Unidos que tendrá lugar en el año 2011.

“Aquí, las autoridades de la oficialidad dominicana siempre son los que han permitido el flujo de migrantes, niños y adultos, mujeres y jóvenes ilegales. Lo han permitido y lo han querido”,dijo el padre Regino Martínez, director de Solidaridad Fronteriza en Dajabón. “Y el tráfico no se hace gratis. El tráfico es cobrando. Son corruptos”.

 

Bibliografia:

CHARLES, G. R. (29 de octubre de 2.010). Haití: Manos solidarias en medio de la tragedia. El Nuevo Herald .

CHARLES, G. R. (28 de octubre de 2.010). Tráfico de niños haitianos: La frontera donde se pierde la infancia. El Nuevo Herald .

Libre, D. (22 de septiembre de 2.010). EE.UU. dona US$5 MM para seguridad. Diario Libre .

 

Internet supera a la TV como medio más usado en EEUU, Europa y China

Internet supera a la TV como medio más usado en EEUU, Europa y China

 La televisión sigue siendo el medio preferente en Latinoamérica, Asia, Oriente Medio y África MADRID.- El consumo de Internet ha desbancado al televisión y demás medios convencionales en Estados Unidos, Europa y la República China, según un estudio sobre consumo digital entre cerca de 50,000 usuarios, de 16 a 60 años de edad, en 46 países, . La televisión sigue siendo el medio preferente en Latinoamérica, Asia, Oriente Medio y África, mientras en la India sigue siendo el clásico periódico de papel el más útilizado, por delante de la televisión, la radio e internet. Del total de consumidores entrevistados el 61 por ciento señaló que accede a diario a internet, el 54 por ciento consume televisión todos los días, el 36 por ciento escucha la radio, y el 32 por ciento lee periódicos a diario. Según Jordi Ferrer, responsable del estudio Digital Life presentado hoy en Madrid, la explicación sobre la preferencia de internet en los países más desarrollados, se debe a que “el medio digital responde a más necesidades que cualquier otro medio”. El informe analiza las actividades e intereses de los consumidores en internet, y revela que se dedica mas tiempo a las redes sociales -4,6 horas a la semana- que al correo electrónico, -4,4 horas- y a las páginas web, con 3,9 horas semanales o la lectura de noticias, 2,7 horas. Respecto a las redes sociales, el estudio muestra que la media de amigos por usuario es de 120, aunque en Latinoamérica se llega hasta los 200, siendo los brasileños los que más amigos adjuntan a su cuenta, con 231. En el caso de productos comerciales, el estudio concluye que en las redes sociales hay un promedio de cuatro marcas incluidas como amigos, y su presencia es considerada intrusiva. En este sentido, cuatro de cada diez internautas consulta en la red antes de comprar, pero el 74 por ciento de ellos hace sus adquisiciones por la vía tradicional. Digital Life completa el retrato del consumidor digital con seis perfiles diferentes: el influyente, el funcional, el buscador de conocimiento, los conectados a redes, los comunicadores y los aspirantes. Un 23 por ciento se reconoce como “influyente”, aquellos que participan y actúan en redes sociales, escriben en blogs y consideran que internet es una parte integral de su vida. Ferrer aseguró que este perfil se concentra en los países “recién llegados a internet” como India o los países de Oriente Medio y norte de África. Dos de cada diez dicen ser “comunicadores”, usuarios activos en las redes sociales; un 17 por ciento siente que pertenece al perfil de “buscador de conocimiento”, aquel usa internet para informarse y un 15 por ciento es “aspirante”, ya que desea tener un espacio propio en internet. Por último, un 13 por ciento dicen ser “funcionales”, aquel internauta que usa internet como herramienta útil, y un 12 por ciento se encuadran en “conectados a redes”, que consideran que internet ayuda a crear y mantener relaciones.

De EFE