Alemania, base militar de drones estadounidenses – YouTube

EE.UU. es acusado de usar base militar en Alemania como centro de sus operaciones mortíferas con drones (aviones no tripulados).

En el suroeste de Alemania se encuentra la base militar norteamericana de Ramstein, sin la cual, “la guerra con drones no sería posible”, según palabras del expiloto Brandon Bryant. El Gobierno alemán, por su parte, niega que la base esté involucrada en los ataques.

De confirmarse las informaciones publicadas por muchos medios alemanes, se trataría de un centro neurálgico crucial de operaciones con drones y que desarrollaría un papel central sobre los objetivos en Somalia, Yemen y Paquistán.

vía Alemania, base militar de drones estadounidenses – YouTube.

Anuncios

:: ESCENARIOS ALTERNATIVOS ::

NARCOTRÁFICO: LOS RIESGOS DE LA LUCHA MILITAR

Publicado el 05/02/2014

Por Alberto Föhrig

En la Argentina no hay políticas de Estado”, suele escucharse con frecuencia en el debate público. Sin embargo, una de las políticas de Estado que existió en la Argentina en los últimos 30 años de manera ininterrumpida fue que los militares no participaban en cuestiones de seguridad interna.

Esta política de Estado parece estar llegando a su fin: desde hace algunos meses militares participan del operativo Fortín II contra el narcotráfico en las provincias del norte del país.

¿Cuáles son los riesgos de la participación de militares en el combate contra el narcotráfico? Muchos países tienen problemas de narcotráfico dentro de sus fronteras y sólo un puñado de ellos usa las fuerzas armadas para enfrentarlo. La razón de ello es que el empleo de militares para tareas para las que no están preparados entraña significativos riesgos y no parece aportar soluciones duraderas.

Las fuerzas armadas están formadas para el combate; sin embargo, para abordar el problema del narco hay que llevar adelante una gran cantidad de políticas simultáneas que poco tienen que ver con el combate: hacen falta políticas sociales y de empleo para sectores vulnerables, políticas urbanas para reconvertir barrios de emergencia, políticas impositivas que no generen blanqueos de capitales cada par de años, políticas de lavado de dinero, políticas educativas, políticas de tratamiento de adicciones, políticas de colaboración activa en materia de inteligencia con terceros países y muchas otras.

Sin embargo, la razón por la cual se recurre al atajo de los militares es sencilla: ante fuerzas policiales y de seguridad que no pueden dar cuenta de la violencia que se registra en determinadas zonas, las FF.AA. aparecen como “último recurso” para paliar la situación. Esta es una justificación similar a la que legitimaba los golpes de Estado en el pasado.

El principal problema de este razonamiento es que su resultado es exactamente el inverso: la intervención violenta –de combate- por parte del Estado genera en sus contrapartes mucha mayor violencia. Para el caso mexicano se demostró que en aquellas zonas donde el Estado había empleado en mayor medida la fuerza se produjo una espiral de violencia que generó muchas mayores víctimas que donde actuó por otros medios.

El resultado de la “guerra contra las drogas” en México en los últimos siete años es de 135.000 muertos: tres veces y media las víctimas de nuestra dictadura, cuyas secuelas seguimos sufriendo 35 años después.

El segundo problema que presenta esta estrategia es su sustentabilidad: las operaciones militares suelen producir resultados rápidos de disminución de violencia, pero esta situación no es sostenible en el tiempo. Para que la disminución de violencia sea duradera hay que implementar políticas como las reseñadas más arriba: económicas, sociales, impositivas, etc. A la inversa, cuanto mayor es la permanencia de actores en el terreno, crecen las posibilidades de corrupción y cooptación de militares por parte de las organizaciones del narcotráfico.

El tercer problema es su eficiencia: las guerras contra las drogas han dado malos resultados. Años después de la guerra contra las drogas en Colombia con el apoyo de Estados Unidos, dicho país sigue siendo el primer productor mundial de cocaína. La iniciativa Mérida en México sólo ha dado como resultado un gran aumento de violencia y víctimas. Los carteles siguen operando y la captura de alguno de sus líderes divide a las organizaciones criminales produciendo núcleos más pequeños y violentos. Los carteles mexicanos operan hoy en 52 países del mundo.

Las intervenciones militares violentas dañan además a la población civil inocente y ajena a estas problemáticas.

Restañar las víctimas de daños colaterales de estas operaciones es extremadamente difícil y puede llevar décadas.

El cuarto y último es su adecuación a la realidad argentina. Las leyes de Defensa y Seguridad Interior fueron el fruto del consenso entre distintas fuerzas políticas.

No sería deseable ni eficiente que se vulnere ese consenso de manera unilateral. La Argentina sigue discutiendo y sufriendo las consecuencias del terrorismo de Estado y la violencia de los setenta. No parece un buen camino el abordar el problema del narcotráfico con una estrategia que nos lleve nuevamente a episodios de violencia que llevará décadas restañar.

vía :: ESCENARIOS ALTERNATIVOS ::.

El presupuesto militar de EE.UU. supera 4 veces al de China, según un informe – YouTube

Rusia y China están detrás del crecimiento del presupuesto militar global por primera vez en cinco años, según un nuevo informe. Asimismo, EE.UU. registra un gasto militar desmesurado. Para el analista político Lajos Szaszdi, el gasto militar de EE.UU. es una contradicción porque con él financia también la insurgencia y el terrorismo en Siria.

vía El presupuesto militar de EE.UU. supera 4 veces al de China, según un informe – YouTube.

Crean un móvil inteligente encriptado que ofrece privacidad ante el espionaje masivo – YouTube

En busca de privacidad en un mundo plagado de espionaje masivo, han desarrollado un teléfono encriptado que garantiza una conversación segura. Una de sus ventajas es que los nombres de los usuarios solo se registran en una base de datos de Suiza.

Las revelaciones de Edward Snowden reabrieron el debate entre privacidad y seguridad, cuestionaron a los servicios secretos estadounidenses, pero también pusieron en evidencia la fragilidad y la desprotección de nuestras comunicaciones. Ahora un nuevo teléfono móvil inteligente se lo pone más complicado a las agencias de inteligencia y a las grandes corporaciones que nos vigilan.

\”Todo el mundo es muy consciente sobre el nivel de espionaje que hay. Sin embargo, no todo el mundo es consciente de que cualquier dispositivo móvil, en sus actividades del día a día, está siendo vigilado por las grandes empresas. Blackphone está hecho para cualquier persona que obedece las leyes democráticas y que necesita privacidad y seguridad\”, explica el responsable de desarrollo de negocios del Blackphone, Tony Brian.

Las conversaciones, los mensajes y archivos que se envíen, o lo que se consulte a través de él, estarán encriptados. El propietario, además, podrá mantener su anonimato: solo tendrá un nombre de usuario y un número de teléfono virtual que no estará asociado a ningún dispositivo.

Los posibles compradores del dispositivo, estrenado en las calles de Madrid, perciben el Blackphone de manera diversa. \”Yo creo que es extremadamente importante, porque si nosotros compramos un teléfono y un tío cualquiera sabe todo de nuestra vida privada, es trágico; para mí es trágico\”, expresó su opinión un ciudadano de mediana edad.

\”La Administración ya conoce de nosotros muchísimo; si encima nuestras vidas son tan fáciles de conocer, estamos bastante desprotegidos\”, cree una mujer.

vía Crean un móvil inteligente encriptado que ofrece privacidad ante el espionaje masivo – YouTube.

La seguridad es casi nula en Afganistán, pese a las inversiones de EE.UU. – YouTube

fganistán se sumergiría en una crisis si no firma un acuerdo de seguridad bilateral con EE.UU., según asegura Washington. Pero la campaña militar estadounidense en Afganistán a día de hoy solo ha dejado destrucción.

En la realidad afgana parece no cambiar nada, pese a los esfuerzos de la coalición y al exorbitante financiamiento de su dilatada campaña bélica. Sin embargo, hoy en día la comunidad internacional ve con preocupación el muy posible agravamiento de la crisis en este país asiático tras la retirada de la mayor parte del contingente militar estadounidense en el 2014.

Kabul es consciente de estos riesgos, pero no quiere seguir colaborando con Washington tal y como se ha hecho hasta ahora. El propio presidente Hamid Karzai dejó claro que Estados Unidos actúa \”como un poder colonial\”, citando textualmente el ultimátum que le planteó Washington: \”No les vamos a pagar los sueldos, los sumergiremos en una guerra civil\”.

A pesar de las amenazas, Karzai no tiene intención de firmar el acuerdo de seguridad con Washington hasta que se cumplan dos condiciones: el cese de los ataques con \’drones\’ y los saqueos de los hogares afganos, y un mayor respaldo del diálogo pacífico con los talibanes.

Teniendo en cuenta esta presión, no es de extrañar que Kabul trate de encontrar un aliado que no imponga tantas restricciones a la hora de echar una mano. El acuerdo sobre la firma de un tratado de colaboración a largo plazo entre Afganistán y el nuevo Gobierno de Irán hace vislumbrar la aparición en la región de una asociación geopolítica de peso. Y es que Teherán ha declarado en numerosas ocasiones que está en contra de cualquier presencia militar extranjera en la zona.

\”Hamid Karzai ha buscado en el vecino Irán una alternativa para mostrarle a EE.UU. que no podrá seguir manipulando a Afganistán, como ha venido haciendo hasta ahora\”, sostiene el analista en Oriente Medio y el mundo islámico Wilfredo Amr Ruiz. \”Ya nadie se cree que en la agenda figura dejar Afganistán libre de terrorismo, o buscar más derechos para la mujer. Es una agenda que va mucho más allá de la presencia militar cerca del sector de influencia de Rusia o de Irán. A nadie en la región le conviene la presencia militar estadounidense porque solo ha traído guerra, destrucción, asesinato y un despilfarro multimillonario del dinero del Tesoro estadounidense\”, añade el experto.

El costo de esta campaña militar, una de las más largas en la historia norteamericana, de hecho, es impresionante: sobrepasa los 500.000 millones de dólares. Y tan solo una parte relativamente pequeña ha sido destinada a la llamada \”reconstrucción del país\”. Así, según la Oficina General de Auditoría de Estados Unidos, desde el inicio de la operación bélica se han destinado más de 20.000 millones de dólares a la gestión y el desarrollo del país asiático. Entre tanto, la asistencia humanitaria a la población supuso un gasto de tan solo unos 2.000 millones. Cerca de 57.000 millones fueron asignados al ámbito de la seguridad, es decir, a los entrenamientos del Ejército y la Policía afganos.

Considerando la larga cuenta de inversiones norteamericanas en Afganistán y las miles de víctimas de esta campaña, el nivel casi nulo de seguridad en esta nación a día de hoy hace cuestionar los fines reales de esta supuesta \”contribución a la paz\”.

vía La seguridad es casi nula en Afganistán, pese a las inversiones de EE.UU. – YouTube.

BIG DATA | Hecho en Alemania – YouTube

Desde las revelaciones de Edward Snowden, el término \”Big Data\” está en boca de todos. Los sensores en las máquinas, cada llamada, cada clic en Internet… todo deja un rastro. La magnitud de datos se duplica cada dos años. Las aplicaciones de Big Data rastrean el enjambre de datos por modelos y tendencias para las autoridades, la investigación y la industria.

vía BIG DATA | Hecho en Alemania – YouTube.

Maestría en Espionaje Cibernético: universidad para agentes | Hecho en Alemania – YouTube

Si James Bond fuera estudiante, seguro visitaría la Universidad de Buckingham. Esta escuela superior privada ofrece una maestría en Seguridad y Servicios de Inteligencia. El plan de estudios incluye también el espionaje cibernético.

vía Maestría en Espionaje Cibernético: universidad para agentes | Hecho en Alemania – YouTube.